Terapia transpersonal

Título de consejero transpersonal

Al igual que la mayoría de las variantes de la terapia conversacional, la terapia transpersonal tiene el poder de mejorar la visión de la vida de una persona y aumentar su confianza en sí misma. Puede ayudar a la persona a curarse de diversos acontecimientos y fomentar las relaciones positivas entre el cuerpo y la mente para mejorar su calidad de vida en general. La terapia transpersonal adopta un enfoque holístico de la terapia conversacional al centrarse no sólo en la mente sino en el bienestar del espíritu. Se centra en las necesidades físicas, mentales, sociales, emocionales, creativas e intelectuales del individuo. Este enfoque personalizado facilita la curación y el crecimiento para un adulto más feliz y saludable.
Con la terapia transpersonal se tratan diversos trastornos. La depresión, la ansiedad, los trastornos del estado de ánimo y del comportamiento, y las fobias se encuentran entre la lista de enfermedades mentales que puede tratar. Las personas que buscan un enfoque más espiritual para sus problemas cotidianos probablemente encontrarán este tratamiento beneficioso. En la terapia transpersonal, el individuo aprenderá a desarrollar nuevos mecanismos de afrontamiento para abordar los problemas pasados y actuales y obtener una visión de los comportamientos repetidos. Además, aquellos individuos que buscan estar en sintonía con sus necesidades espirituales pueden encontrar a menudo consuelo en este enfoque.

Psicología transpersonal ppt

Hoy unas palabras sobre la terapia transpersonal. Es un enfoque muy especial para mí porque da cabida tanto al trabajo psicológico como al crecimiento espiritual. He tenido el honor de hablar de ello con Tomek Kwiecinski. Tomek es terapeuta transpersonal, coach de desarrollo personal holístico y facilitador de respiración holotrópica. También es un hombre increíble de corazón abierto y sabio. Sé lo que digo porque me apoyó en varios momentos difíciles de mi vida. Mira cómo Tomek presenta la terapia transpersonal y haznos saber en los comentarios si tienes alguna pregunta.
La psicología transpersonal se basa en una variedad de métodos terapéuticos. Pero hay algo específico en este enfoque. Incluye las necesidades espirituales, las experiencias místicas y los estados ampliados de conciencia, que se consideran estados naturales del ser humano y una parte importante de la vida. Cuando digo «estados ampliados de conciencia» me refiero tanto a las experiencias intencionadas, como la ayahuasca o una sesión de respiración holotrópica, como a las experiencias que pueden ocurrir de forma más espontánea, por ejemplo durante la oración o la meditación, o a las que son realmente sorprendentes: durante un paseo por el bosque, un accidente de coche o el enamoramiento.

Modelo transpersonal de salud

La psicología transpersonal, también conocida como asesoramiento transpersonal, fue desarrollada por el psicólogo estadounidense Abraham Maslow en la década de 1960. El término «transpersonal» significa «más allá de lo personal», lo que refleja el objetivo central de la terapia: explorar el crecimiento humano y ayudar a las personas a descubrir un yo esencial profundo y más duradero que existe más allá del ego condicionado.
La metodología de este proceso terapéutico es una combinación de tradiciones espirituales de todo el mundo, que se integran con elementos de la psicología contemporánea. Este marco puede ayudar a un amplio abanico de individuos, incluidos grupos de personas como familias y compañeros de trabajo.
Se espera que quienes se someten a la psicología transpersonal adquieran una comprensión completa de sí mismos, de sus capacidades y de sus relaciones, y que salgan equipados con las habilidades necesarias para ayudarles a lidiar con ellas más allá de la terapia.
La psicología transpersonal es un enfoque humanista de la terapia que valora la totalidad. El yo esencial es una combinación de los aspectos transpersonales, autotrascendentes y espirituales de la experiencia humana. Todas las experiencias de la vida se consideran valiosas y favorecedoras del crecimiento, y cada individuo es tratado según su esfuerzo innato hacia una realidad más elevada. En última instancia, en la psicología transpersonal la curación y el crecimiento se abordan a través del reconocimiento de la centralidad del yo.

Cómo convertirse en terapeuta transpersonal

La psicoterapia transpersonal fue reconocida originalmente en Occidente en los años 60 como una terapia que se consideraba la «cuarta fuerza» de la psicología. Se la denominó específicamente la «cuarta fuerza» porque era una terapia que incluía el espíritu humano, las experiencias de espiritualidad, el misticismo, las experiencias religiosas, las dimensiones de la conciencia/los estados de conciencia no ordinarios y la psicología centrada en el ego. La inclusión del espíritu humano, la espiritualidad, la religión, las filosofías perennes y las tradiciones espirituales, y la investigación de la conciencia más allá del ego, por lo tanto, diferenciaba la Psicoterapia Transpersonal de las tres primeras orientaciones teóricas de la psicología que incluían el Psicoanálisis, la Psicología Conductual y el Humanismo. Esta cuarta fuerza de la psicología y la psicoterapia está ganando actualmente más credibilidad. Cada vez se acepta más que un método psicológico desprovisto de una comprensión transpersonal es como estar parado en una sola pierna, limitando y disminuyendo la comprensión de nuestra verdadera naturaleza humana plena.