Templo hindu madrid

templo hindú barcelona

En España viven entre 40.000 y 50.000 hindúes. Así que aquí puedes encontrar algunos templos hindúes en España. A partir de mediados del siglo XX, los hindúes se dirigieron a la provincia británica de Gibraltar en busca de una oportunidad más notable relacionada con el dinero. A partir de ahí, se dirigieron a Ceuta y Melilla, regiones españolas del norte de África, y a la larga se extendieron a diferentes comunidades urbanas e islas. Los corredores y comerciantes sindhi florecieron en los puertos francos de las islas canarias españolas de Gran Canaria y Tenerife después de los inconvenientes de las limitaciones a la importación y al comercio a distancia en España tras la Segunda Guerra Mundial. Desde Las Palmas dirigieron un enérgico intercambio con el continente norteafricano. Cuando Ceuta y Melilla, además, fueron proclamadas como puertos francos, los empresarios indios establecieron casas de cambio y tiendas minoristas teniendo en cuenta el intercambio de visitantes.
El Templo Hindú está situado junto al Parque de la Paloma, este santuario hindú es sencillo y con divisiones encaladas. No es normal para la mayoría de los santuarios hindúes en otros lugares que generalmente es una multitud de sombreado y adorno. A decir verdad, se parece cada vez más a una mezquita. Como estaba cerrado era difícil saber si el interior era progresivamente medio. Es un caso de la fenomenal entre la resistencia religiosa que existe en la zona, y muy encantador. Una benévola supervisora nos dio la bienvenida y nos invitó a echar un vistazo.

la puerta prominente en el templo hindú de madrid ia

A principios del siglo XX, los sindhis llegaron a la colonia británica de Gibraltar en busca de mayores oportunidades económicas. Desde allí se dirigieron a Ceuta y Melilla, territorios españoles del norte de África, y con el tiempo se extendieron a otras ciudades e islas[1]. Los comerciantes y tenderos sindhis prosperaron en los puertos francos de las Islas Canarias españolas de Gran Canaria y Tenerife tras la imposición de restricciones a la importación y al cambio de divisas en España después de la Segunda Guerra Mundial. Desde Las Palmas, realizaban un comercio rápido con el continente norteafricano. Cuando Ceuta y Melilla también fueron declaradas puertos francos, los empresarios indios establecieron casas comerciales y tiendas de venta al por menor para el comercio turístico. [1] En España hay unos 40.000[2]-50.000 hindúes, de los cuales unos 25.000 proceden de la India, 5.000 de Europa del Este y América Latina y 10.000 españoles. También hay pequeñas comunidades de hindúes de Nepal (unos 200) y Bangladesh (unos 500)[3] La comunidad india es de unos 30.000, lo que supone un 0,04% de la población.

templo hindú en españa

El Templo Hindú y Centro Cultural de Iowa es un lugar de culto para los hindúes que viven en el centro de Iowa. Pero los visitantes también son bienvenidos en este templo que sigue las tradiciones y rituales védicos practicados en la India desde hace más de 2.000 años.
Descubrí por casualidad este lugar sagrado cuando mi marido y yo conducíamos por una carretera rural al norte de Des Moines cuando, de repente, apareció este edificio. No era un espejismo, sino el Templo Hindú y Centro Cultural de Iowa.
La puerta estaba abierta y, cuando nos asomamos al interior, el olor a incienso nos atrajo a seguir explorando. Nos quitamos los zapatos en una antesala (y que alguien me diga por qué no lo hacemos en el cristianismo, porque es una buena idea, tanto por razones de limpieza como de simbolismo espiritual).
Luego entramos en el espacio de culto del templo, una sala central cuadrada cuyos lados estaban alineados con santuarios que contenían estatuas de diversas deidades hindúes. Allí estaba Ganesha, el dios con cabeza de elefante, Durga con múltiples brazos, un Rama de aspecto regio y un hermoso Krishna de piel azul.

templo hindú cerca de mí

La idea de tener un lugar de culto para la comunidad hindú comenzó a principios de 2000 y con la dedicación y el trabajo duro de varios donantes y patrocinadores, culminó en la construcción de un nuevo templo, en junio de 2005. Un acontecimiento que marcó un hito en la historia de Iowa como el corazón que proporciona la diversidad y el patrimonio cultural. Así comenzó un viaje pacífico de HTCC y desde entonces, ha sido parte de las vidas de todos los hindúes y personas de otras religiones con coloridos festivales y eventos celebrados con devoción y reverencia.