Tecnicas de relajacion infantil

13:31relajación muscular progresiva – para niños y adultos – terapiaiyoutube – 27 jul 2011

A pesar de lo que a veces nos decimos, el estrés no está sólo «en nuestra cabeza». La respuesta al estrés -también llamada respuesta de huida o lucha- provoca una descarga de adrenalina y otras hormonas que desencadenan cambios físicos en el cuerpo: el corazón se acelera, la presión arterial aumenta, la respiración se acelera, la digestión se ralentiza y las pupilas se dilatan. El estrés crónico pasa factura tanto al cuerpo como a la mente.
La buena noticia es que el uso de una serie de técnicas de relajación mente-cuerpo puede ayudar a cortocircuitar la respuesta de huida o lucha. Las técnicas de relajación no sólo pueden reducir los síntomas físicos del niño, sino que también pueden ayudarle (y a usted) a recuperar la sensación de control y confianza en la situación, ayudando a todos a encontrar momentos de paz en medio del caos y el aislamiento de la enfermedad y el tratamiento médico.
Estas técnicas están diseñadas para que padres e hijos las practiquen juntos. La mayoría de ellas pueden realizarse en pocos minutos en cualquier lugar, ya sea un sitio tranquilo o un hospital abarrotado, sin necesidad de herramientas especiales.

3:07relajación para niños – la técnica koeppen (parte 1)sonríe y aprende – espanolyoutube – 4 feb 2020

Escanear activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Es difícil tanto para los padres como para los hijos cuando un niño tiene problemas de ira. Algunos niños se frustran con facilidad. Se enfadan por sucesos aparentemente insignificantes.  Gritan. Incluso pueden volverse agresivos.
Si su hijo tiene arrebatos de ira, y sobre todo si la ira de su hijo interfiere en sus relaciones y en su calidad de vida, es importante enseñarle las habilidades que necesita para manejar sus sentimientos de forma saludable. La orientación de un profesional de la salud mental también puede ser muy útil.
Los niños son más propensos a arremeter cuando no entienden sus sentimientos o no son capaces de verbalizarlos. Un niño que no puede decir «¡estoy enfadado!» puede intentar demostrar que está enfadado arremetiendo contra él. O un niño que no es capaz de percibir o explicar que está triste puede comportarse mal para llamar tu atención.

3:00:50música relajante matutina – música positiva de fondo para niños (sway)ocb relax musicyoutube – 18 feb 2018

Desde el miedo a la oscuridad hasta las presiones del colegio, los compañeros y la selectividad, cada niño experimenta sus propios miedos, ansiedades y sentimientos de estrés. Enseña a tus hijos algunas de las técnicas de relajación más efectivas para ayudarles a gestionar su estrés diario. Esto les dará herramientas que pueden beneficiarles durante toda su vida.
Hay muchas técnicas que los niños pueden utilizar para reducir su estrés y relajarse. Dependiendo del niño, algunas pueden funcionar mejor que otras. Intente enseñar a su hijo una o dos de las siguientes técnicas para empezar, y luego vaya añadiendo más a medida que se sienta preparado para probarlas.
El ejercicio es una gran forma de relajación. Caminar, correr, nadar y jugar son ejercicios que gustan a los niños. Sin embargo, no hay que pasar por alto el ejercicio con música. Hay muchos CD y DVD de ejercicios excelentes para todas las edades.
La visualización también se conoce como imagen visual guiada. Esta técnica utiliza la imaginación para frenar el parloteo de la mente y ayudar a liberar los pensamientos negativos y las preocupaciones. Esta técnica puede ser especialmente útil tras la relajación muscular progresiva, que primero relaja los músculos y luego calma la mente. Imaginar un lugar bello y tranquilo es un tipo de visualización que casi cualquier niño puede utilizar para reducir el estrés. La visualización de colores también puede ser útil y es una técnica muy sencilla de enseñar a un niño.

1:02:48música de relajación para niños – estar tranquilos y concentrados (lindos animales)kidzen – música para niñosyoutube – 7 mar 2017

Ejercicios de relajación para niñosLos ejercicios de relajación ayudan a los niños a controlar sus reacciones al estrés, la ansiedad y las preocupaciones. Los ejercicios de relajación son una buena distracción de los pensamientos preocupantes y reducen la tensión en el cuerpo. Los ejercicios incluyen la respiración controlada, la relajación muscular y las imágenes guiadas.Respiración controlada y relajación muscularLas respiraciones controladas, largas y profundas, reducen la frecuencia respiratoria y ayudan a los niños a relajarse. La relajación muscular consiste en practicar la tensión y la relajación de diferentes músculos del cuerpo. Esto ayuda a los niños a reconocer la diferencia entre músculos tensos y relajados.
Relájate como un gato es un folleto en color para que los niños más pequeños practiquen la respiración controlada y la relajación muscular. Lo mejor es sentarse y leerlo con tu hijo en un momento tranquilo del día, cuando no haya preocupaciones ni tensiones. O bien, su hijo puede escuchar la versión de audio. Hay una voz femenina y otra masculina para adaptarse a las preferencias de su hijo.
Imágenes guiadasLos niños pueden cerrar los ojos y escuchar una voz que les guía por una escena imaginaria relajante y tranquila. Los niños también pueden inventar su propia imagen tranquilizadora. Por ejemplo, puede ser un lugar favorito que les haga sentir tranquilos. Pídele a tu hijo detalles (por ejemplo, lo que puede ver, oír u oler) para crear la imagen juntos.PracticarPracticar ejercicios de relajación a diario ayuda a los niños a aprender a relajarse y calmarse. Para empezar, lo mejor es practicar cuando no hay angustia. Anima a tu hijo a practicar al menos una vez al día y cuando haya pocas posibilidades de interrupción o distracción. Una vez que haya aprendido los ejercicios, puede animarle a utilizar las técnicas cuando se sienta estresado o ansioso.