Meditación para principiantes

La meditación guiada

es una forma estupenda de potenciar tu salud, mejorar tu estado de ánimo y sentirte más conectado con los que te rodean. Pero puede ser difícil saber cómo empezar.  Hay algunas excusas comunes que pueden impedirte meditar, pero en realidad, son sólo mitos:  Es importante dejar atrás estas ideas y comprender que cualquiera -incluido usted mismo- tiene el tiempo y la capacidad para beneficiarse de la meditación.  Sin embargo, también puede ser útil contar con cierta orientación. Aquí hay 12 consejos para ayudarte a empezar a meditar y mantener tu práctica.
1. La meditación no es una solución rápida e instantánea para resolver todos los problemas de la vida. Al igual que cualquier otra forma de ejercicio, la meditación requiere un esfuerzo y se necesita tiempo para obtener sus beneficios.  Intenta no entrar en cada meditación con expectativas de cómo te sentirás después, o de cómo te convertirás en una mejor persona. En su lugar, enfoca cada vez que medites como una oportunidad para conocer mejor tu propia mente.
2. Cuando se programa un momento del día para meditar, es más fácil establecer la práctica como un hábito, y será más probable que lo haga cada día.  Por ejemplo, puede intentar combinar la meditación con un hábito diario que ya tenga establecido, como escribir un diario antes de acostarse o tomar una taza de café por la mañana.

Meditación para principiantes – youtube

requiere toda una vida de práctica. Incluso el Dalai Lama, que pasa horas meditando cada día, admite que su mente a veces divaga, en lugar de permanecer centrada, y eso está bien.Todo el mundo tiene una mente de mono, según Buda, que utilizó el término para describir la forma en que nuestra mente tiende a ir de un tema a otro y se distrae fácilmente, al igual que un mono que salta de rama en rama mientras se balancea entre los árboles.
El objetivo de la meditación no es acabar con la mente de mono -eso es imposible-, sino aprender poco a poco a controlarla para vivir el momento presente en lugar de pensar en los «y si» o en los «debería».Cómo meditar para principiantes
Aunque muchas personas recurren a la meditación para hacer frente al estrés, los beneficios son muchos. Empezar a meditar también es sencillo. Recuerde que si practica la meditación, nunca llegará a ser perfecto en ella, así que no se desanime cuando su mente dé esos inevitables saltos.He aquí 10 pasos que le ayudarán a empezar a meditar:  ¿Qué tipo de cojín o banco de meditación debo utilizar?

La meditación a pie

es una forma estupenda de potenciar tu salud, mejorar tu estado de ánimo y sentirte más conectado con los que te rodean. Pero puede ser difícil saber cómo empezar.  Hay algunas excusas comunes que pueden impedirte meditar, pero en realidad son sólo mitos:  Es importante dejar atrás estas ideas y comprender que cualquiera -incluido usted mismo- tiene el tiempo y la capacidad de beneficiarse de la meditación.  Sin embargo, también puede ser útil contar con cierta orientación. Aquí hay 12 consejos para ayudarte a empezar a meditar y mantener tu práctica.
1. La meditación no es una solución rápida e instantánea para resolver todos los problemas de la vida. Al igual que cualquier otra forma de ejercicio, la meditación requiere un esfuerzo y se necesita tiempo para obtener sus beneficios.  Intenta no entrar en cada meditación con expectativas de cómo te sentirás después, o de cómo te convertirás en una mejor persona. En su lugar, enfoca cada vez que medites como una oportunidad para conocer mejor tu propia mente.
2. Cuando se programa un momento del día para meditar, es más fácil establecer la práctica como un hábito, y será más probable que lo haga cada día.  Por ejemplo, puede intentar combinar la meditación con un hábito diario que ya tenga establecido, como escribir un diario antes de acostarse o tomar una taza de café por la mañana.

Zazen

Meditación para principiantes Todo el mundo que practica la meditación ha sido alguna vez un principiante y, al principio, probablemente se sentía… desafiante. Para la mayoría de nosotros, nuestros primeros intentos de aprender a meditar no son exactamente lo que esperamos. Nuestra mente no se queda en blanco. Algunos nos sentimos aburridos o frustrados o inseguros (¡y esto sigue ocurriendo a veces tras años de práctica!). Todo forma parte del proceso.
La meditación es para los principiantes; es para los meditadores experimentados; es para todos.La forma más fácil de aprender cualquier nueva habilidad es con apoyo. Nunca antes había habido tantos recursos de meditación. Puedes encontrar una clase o un club de meditación en tu localidad. Si aprendes mejor leyendo, puedes coger un libro en la biblioteca. O bien, elegir una aplicación, porque ¡hay una aplicación para eso!
Meditación guiada para principiantesAl empezar, puede ser difícil saber si lo estás «haciendo bien». Por tu cuenta, puedes pensar que tu mente errante significa que has metido la pata (no te preocupes, no es así) o que no te estás concentrando lo suficiente o de forma adecuada. Escuchar una meditación guiada diseñada para principiantes -una meditación en la que un instructor guía al oyente a través de cada paso- puede ofrecer la dirección, el asesoramiento y el estímulo que le asegurarán que lo está haciendo bien.