Meditacio

La meditación de atención plena

puede ayudarle a concentrarse y a sentirse más conectado con el momento presente. Al hacerlo, también puede beneficiar a su salud al reducir el estrés, lograr una mayor conciencia de sí mismo y mejorar su tolerancia al dolor.  Hay muchos tipos diferentes de meditación. En este artículo, explicamos cinco de los tipos más comunes y los beneficios que ofrecen.
Meditación de atención plenaEn pocas palabras, la meditación de atención plena es el acto básico de ser consciente -o estar atento- a lo que estás haciendo en el momento presente. Por ejemplo, puedes practicar la atención plena mientras paseas a tu perro, te cepillas los dientes o lavas los platos.  Eso significaría que estás 100% involucrado en la actividad que estás haciendo y no piensas en ninguna distracción, ni te estresas por el pasado, ni te preocupas por el futuro.  Sin embargo, muchas personas pueden tener problemas con esto. Por eso los principiantes suelen empezar con una meditación más formal.
meditación.  Esta práctica consiste en reservar un tiempo para sentarse y concentrarse en la respiración, y puede ser de tan sólo cinco minutos al día. Sólo tienes que encontrar una silla, un sofá o un lugar en el suelo donde puedas sentarte cómodamente, cerrar los ojos y concentrarte en tu respiración.

Efectos fisiológicos de la meditación

La meditación: Una forma sencilla y rápida de reducir el estrésLa meditación puede borrar el estrés del día, trayendo consigo la paz interior. Vea cómo puede aprender fácilmente a practicar la meditación cuando más lo necesite.Por el personal de Mayo Clinic
La meditación se ha practicado durante miles de años. Originalmente, la meditación tenía por objeto ayudar a profundizar la comprensión de las fuerzas sagradas y místicas de la vida. En la actualidad, la meditación se utiliza comúnmente para la relajación y la reducción del estrés.
Durante la meditación, se centra la atención y se elimina la corriente de pensamientos confusos que pueden estar abarrotando la mente y causando estrés. Este proceso puede dar lugar a un mayor bienestar físico y emocional.
Asegúrate de hablar con tu médico sobre los pros y los contras de la meditación si tienes alguna de estas condiciones u otros problemas de salud. En algunos casos, la meditación puede empeorar los síntomas asociados a ciertas condiciones de salud mental y física.
La meditación es un término general que engloba las diversas formas de alcanzar un estado de relajación. Hay muchos tipos de meditación y técnicas de relajación que tienen componentes de meditación. Todas comparten el mismo objetivo de alcanzar la paz interior.

Historia de la meditación

En las últimas décadas, el interés del público por la meditación de atención plena se ha disparado. Paralelamente, y quizás alimentando la creciente aceptación popular, ha aumentado la atención científica. El número de ensayos controlados aleatorios -el estándar de oro para el estudio clínico- que implican mindfulness ha pasado de uno en el período 1995-1997 a 11 entre 2004-2006, a la friolera de 216 entre 2013-2015, según un artículo reciente que resume los hallazgos científicos sobre el tema.
Los estudios han demostrado los beneficios contra una serie de condiciones tanto físicas como mentales, incluyendo el síndrome del intestino irritable, la fibromialgia, la psoriasis, la ansiedad, la depresión y el trastorno de estrés postraumático. Pero algunos de estos resultados se han puesto en duda porque los estudios tenían muestras de pequeño tamaño o diseños experimentales problemáticos. Aun así, hay un puñado de áreas clave -como la depresión, el dolor crónico y la ansiedad- en las que estudios bien diseñados y ejecutados han mostrado beneficios para los pacientes que participan en un programa de meditación de atención plena, con efectos similares a los de otros tratamientos existentes.

Meditación espiritual

La psicología clínica y la psiquiatría han desarrollado desde la década de 1970 una serie de aplicaciones terapéuticas basadas en la atención plena para ayudar a las personas que experimentan una variedad de condiciones psicológicas[20]. La práctica de la atención plena se ha empleado para reducir la depresión,[21][22][23][24] para reducir el estrés,[22][25][26] la ansiedad,[21][22][26] y en el tratamiento de la adicción a las drogas. [27][28][29] Los programas basados en modelos de mindfulness se han adoptado en escuelas, prisiones, hospitales, centros de veteranos y otros entornos, y los programas de mindfulness se han aplicado para obtener resultados adicionales, como el envejecimiento saludable, el control del peso, el rendimiento deportivo,[30] la ayuda a niños con necesidades especiales y como intervención durante el periodo perinatal.
Los estudios clínicos han documentado los beneficios para la salud física y mental del mindfulness en diferentes categorías de pacientes, así como en adultos y niños sanos[3][31][32] Los estudios de investigación han demostrado una relación positiva entre el rasgo de mindfulness (que puede cultivarse mediante la práctica de intervenciones basadas en el mindfulness) y la salud psicológica[33][34] La práctica del mindfulness parece proporcionar beneficios terapéuticos a las personas con trastornos psiquiátricos[35][36][37], incluidos los beneficios moderados para los que padecen psicosis. [38][39][40] Los estudios también indican que la rumiación y la preocupación contribuyen a una variedad de trastornos mentales,[41][42][43] y que las intervenciones basadas en la atención plena pueden mejorar el rasgo de atención plena[44] y reducir tanto la rumiación como la preocupación. [43][45][46] Además, la práctica de la atención plena puede ser una estrategia preventiva para frenar el desarrollo de problemas de salud mental[47][48] Sin embargo, un exceso de atención plena puede producir efectos perjudiciales, como el empeoramiento de la ansiedad en personas con altos niveles de autoconcentración o conciencia de su cuerpo o sus emociones[49].