Locust pose

La mitad de la postura de la langosta

La postura de la langosta (salabhasana) es uno de los mejores ejercicios para la espalda, tanto si eres aficionado al yoga como si no. Si te preocupa que la cantidad de tiempo que pasas en un escritorio pueda estar afectando a tu espalda, esta postura te ayudará a sentirte mejor pase lo que pase. Descubre cómo hacerla a continuación.
La postura de la langosta, o salabhasana en sánscrito, es una poderosa postura de yoga. Fortalece tu espalda, mejora la postura y prepara tu cuerpo para hacer ejercicios de espalda, ya sea en la postura del perro mirando hacia arriba o en la de la rueda. En este ejercicio, te tumbas boca abajo mientras levantas simultáneamente las piernas y la parte superior del cuerpo.
El yoga puede calmar el cuerpo y la mente. Pero antes de poder calmar la mente, el resto del cuerpo tiene que estar sano. Una dieta equilibrada es la clave para garantizar que te sientas lo mejor posible, tanto física como mentalmente. Cuanto mejor comas, mejor será tu rendimiento.
Empezarás esta postura tumbado sobre el vientre, con las piernas estiradas, la frente apoyada en el suelo, las manos cerca de las caderas y las palmas apuntando hacia arriba. A continuación, ancla las caderas al suelo y tira de los omóplatos hacia atrás hasta que los hombros empiecen a levantarse del suelo. Mientras inspira, levante los brazos y las piernas. Mantenga las piernas rectas y extienda los brazos activamente. Continúe respirando profunda y uniformemente, tratando de subir el pecho un poco más con cada inhalación. Asegúrate de mantener los brazos rectos y los dedos de los pies en punta y no levantes la cabeza.

Cómo mejorar la postura de la langosta

Como símbolo de buena suerte y abundancia en la cultura china, aprovechar el poder del saltamontes o la langosta nos anima a arriesgarnos y dar saltos de fe. Asociadas a veces con los viajes astrales, las langostas simbolizan la capacidad de superar el miedo y avanzar en la dirección del cambio positivo. Los saltamontes también utilizan el poder del sonido para curar y cambiar los estados de conciencia.
La postura uttanasana (OOT-tan-AHS-ahna), una postura relajante para el cuerpo y la mente, es sencilla pero no lo es. Requiere flexibilidad en los isquiotibiales, las caderas y las pantorrillas, la uttanasana también requiere paciencia. Observa los flujos y reflujos de tu cuerpo y tu vida reflejados en esta sencilla postura.
En la uttanasana, saber cuándo aceptar la intensidad y cuándo contentarse con el punto en el que te encuentras es la clave para progresar de forma constante sin lesiones ni frustraciones. Es fácil tratar de ir más allá; en la uttanasana, esto significa querer ser más flexible o ir más lejos en la postura. En lugar de luchar, utiliza la postura para practicar santosha (satisfacción). ¿Puedes aceptar tanto la intensidad como tu capacidad en este momento?

Postura de la langosta en sánscrito

La postura de la langosta, Salabhasana, es una sencilla postura de espalda que fortalece toda la parte posterior del cuerpo, desde la nuca hasta la parte posterior de los talones. La Salabhasana es beneficiosa para una amplia gama de problemas, como el dolor lumbar, los problemas posturales y la debilidad en cualquier parte de la espalda, incluidas las caderas y los isquiotibiales. Y como la postura de espalda es poco profunda y no ejerce presión sobre las muñecas, es accesible para casi todo el mundo.
Tiempo:  Para todas las versiones, permanece en la postura durante 4-6 respiraciones, respirando cómodamente. A continuación, suelta y descansa unas cuantas respiraciones antes de repetir la postura por segunda vez. Con el tiempo, trabaja gradualmente hasta llegar a 12-16 respiraciones en la postura. También puedes practicar esta postura de forma dinámica, subiendo a la postura de la espalda al inhalar y soltando al exhalar.
Precauciones:  Levantar demasiado alto o demasiado rápido al entrar en Salabhasana puede provocar un calambre en las plantas de los pies, los isquiotibiales o la parte baja de la espalda. Si esto ocurre, intenta reducir la altura y/o subir más lentamente. Las personas con dolor de espalda deben empezar con la versión 3 (una pierna) y, a medida que se fortalezcan, progresar gradualmente a la versión clásica. Si experimentas dolor de espalda en la postura, consulta con tu profesor sobre tu alineación antes de volver a intentarlo por tu cuenta.

Ejercicio de la postura de la langosta

Explorar activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
La postura de la langosta es una postura de espalda que puede preparar a los principiantes para realizar posturas más profundas como la del arco, la del perro hacia arriba y la de la rueda. En una secuencia, puedes usar la Cobra o la Serpiente para llegar a la Postura de la Langosta, y seguirla con el Arco o el Cocodrilo. También puedes usarla después de un Saludo al Sol para ayudar a energizarte, estirar la columna vertebral y abrir el pecho, lo que puede ayudarte a lograr una mejor postura.
La postura de la langosta estira y fortalece la espalda y los músculos centrales, mejorando la movilidad de la columna vertebral. Muchas actividades cotidianas (como sentarse) flexionan la columna vertebral, mientras que la postura de la langosta la extiende. Abre el pecho, lo que puede ser útil para mejorar la postura y contrarrestar la postura encorvada. Esto también te ayudará a respirar mejor, lo que puede ser energizante. Los músculos centrales, los glúteos, los isquiotibiales, los aductores y los gemelos se tonifican al mantener la postura. Tradicionalmente se cree que esta postura ayuda a mejorar la digestión.