Ikigai japones

ikigai goodreads

El Oxford English Dictionary define ikigai como «una fuerza motivadora; algo o alguien que da a una persona un sentido de propósito o una razón para vivir». En términos más generales, puede referirse a algo que proporciona placer o satisfacción[1].
El ikigai puede describir la sensación de tener un propósito en la vida,[2][3] así como de estar motivado[4]. Según un estudio realizado por Michiko Kumano, el sentimiento de ikigai, tal y como se describe en japonés, suele significar la sensación de logro y realización que se produce cuando las personas persiguen sus pasiones[5]. Las actividades que generan el sentimiento de ikigai no se imponen a un individuo; se perciben como espontáneas y se emprenden de forma voluntaria, por lo que son personales y dependen del yo interior de la persona[6].
Según el psicólogo Katsuya Inoue, el ikigai es un concepto que consta de dos aspectos: «fuentes u objetos que aportan valor o significado a la vida» y «un sentimiento de que la propia vida tiene valor o significado debido a la existencia de su fuente u objeto». Inoue clasifica el ikigai en tres direcciones – ikigai social, ikigai no social e ikigai antisocial – desde una perspectiva social. El ikigai social se refiere a los ikigai que son aceptados por la sociedad a través de actividades de voluntariado y de círculos. Un ikigai asocial es un ikigai que no está directamente relacionado con la sociedad, como la fe o la autodisciplina. El ikigai antisocial se refiere al ikigai que es la motivación básica para vivir a través de emociones oscuras, como el deseo de odiar a alguien o algo o de seguir teniendo deseos de venganza[7].

símbolo del ikigai

¿Qué es el ikigai? Puede que sea una pregunta que nunca te hayas hecho. Yo, al igual que tú, nunca imaginé que experimentando y haciendo todo tipo de pasatiempos, artesanías y carreras me llevaría a encontrar el significado, e incluso la alegría, en mi trabajo … o, mi ikigai (ee-key-guy).
El ikigai es una antigua filosofía japonesa que ha envuelto la forma de vivir de los japoneses. Algunos creen que incluso es la razón de su felicidad y longevidad. No es de extrañar que la cultura occidental haya optado por adoptarla como forma de descubrir una carrera con sentido.
En este artículo explicaremos los orígenes, la importancia y el significado del ikigai. También hablaremos de cómo encontrar y poner en práctica el ikigai, y de lo que hay que tener en cuenta a la hora de hacer el trabajo interior para encontrarlo.
Ikigai es un concepto japonés que significa tu «razón de ser». Iki» en japonés significa «vida» y «gai» describe el valor. Tu ikigai es el propósito de tu vida o tu felicidad. Es lo que te da alegría y te inspira a levantarte de la cama cada día.
Japón es el segundo país del mundo con mayor esperanza de vida: las mujeres vivirán 88,09 años y los hombres 81,91 años. Aunque es cierto que la dieta desempeña un papel, muchos japoneses creen que el ikigai tiene mucho que ver con su longevidad y con llevar una vida feliz.

ikigai kanji

El Oxford English Dictionary define ikigai como «una fuerza motivadora; algo o alguien que da a una persona un sentido de propósito o una razón para vivir». En términos más generales, puede referirse a algo que proporciona placer o satisfacción[1].
El ikigai puede describir la sensación de tener un propósito en la vida,[2][3] así como de estar motivado[4]. Según un estudio realizado por Michiko Kumano, el sentimiento de ikigai, tal y como se describe en japonés, suele significar la sensación de logro y realización que se produce cuando las personas persiguen sus pasiones[5]. Las actividades que generan el sentimiento de ikigai no se imponen a un individuo; se perciben como espontáneas y se emprenden de forma voluntaria, por lo que son personales y dependen del yo interior de la persona[6].
Según el psicólogo Katsuya Inoue, el ikigai es un concepto que consta de dos aspectos: «fuentes u objetos que aportan valor o significado a la vida» y «un sentimiento de que la propia vida tiene valor o significado debido a la existencia de su fuente u objeto». Inoue clasifica el ikigai en tres direcciones – ikigai social, ikigai no social e ikigai antisocial – desde una perspectiva social. El ikigai social se refiere a los ikigai que son aceptados por la sociedad a través de actividades de voluntariado y de círculos. Un ikigai asocial es un ikigai que no está directamente relacionado con la sociedad, como la fe o la autodisciplina. El ikigai antisocial se refiere al ikigai que es la motivación básica para vivir a través de emociones oscuras, como el deseo de odiar a alguien o algo o de seguir teniendo deseos de venganza[7].

significado de ikigai en bengalí

Me gusta decir a la gente que me hice escritor para hacerme rico. Es una broma irónica, por supuesto. La verdadera razón por la que escribo es que da sentido y propósito a mi vida, y espero que contribuya a mejorar a mis semejantes de alguna manera.
Ikigai («ee-kee-guy») es un concepto japonés que se remonta al año 800 d.C. No tiene traducción directa, pero «una razón de ser» y «lo que te hace levantarte por la mañana» son explicaciones frecuentes. El concepto es más profundo y amplio que el de encontrar tu pasión, porque aporta una forma de felicidad que trasciende el dinero o el estatus, y se sitúa en la intersección entre lo que te gusta, lo que te pagan y lo que el mundo necesita.
Espero que ser un profesional de las reuniones sea tu ikigai. ¿Por qué? No es sólo para encontrar un propósito y obtener satisfacción en el trabajo diario. También es más saludable. Tener ikigai se ha relacionado con niveles más bajos de estrés y con una salud general más robusta. El ikigai es el escudo de un planificador contra el agotamiento.
Aunque el concepto es antiguo, en la isla japonesa de Okinawa el concepto de ikigai es especialmente importante en la actualidad. Esa remota isla ha atraído la atención de los investigadores porque tiene muchos centenarios. Dan Buettner, experto en lugares donde la gente vive más tiempo y más feliz -las llamadas Zonas Azules- cree que el ikigai es uno de los principales motores de la longevidad de sus habitantes.