Actividades mindfulness para niños

Hojas de trabajo de mindfulness para niños

El mindfulness consiste en ralentizar la marcha y fijarse en las cosas que te rodean. Es una buena forma de relajarse y gestionar el estrés y las preocupaciones. Incluso los niños pequeños pueden empezar a aprender «técnicas de atención plena». Estas actividades te ayudarán a ti y a tus hijos a desarrollar estas útiles habilidades.
La tecnología puede ser una gran herramienta para fomentar la atención plena en los niños. Esta aplicación incluye muchas actividades de atención plena y meditación diseñadas específicamente para que padres e hijos las realicen juntos. Los adultos siempre deben explorar primero las aplicaciones antes de compartirlas con los niños, y siempre deben supervisar su uso.

Yo soy la paz: un libro de mindfulness

Ser consciente ayuda a las personas a mejorar en casi todos los aspectos de la vida, como concentrarse en los deberes o sentirse menos estresado. Practicar mindfulness un poco cada día te ayuda a desarrollar esta valiosa habilidad.
Al hacer cada ejercicio, probablemente te darás cuenta de que tu mente divaga después de uno o dos minutos. Es normal, las mentes lo hacen. Tu trabajo consiste en volver a centrar tu atención en lo que estás haciendo. Cuanto más practiques eso, mejor entrenarás a tu cerebro para que preste atención.
Cuando practiques, probablemente notarás que te sientes tranquilo y relajado. Si sigues practicando, puede que empieces a notar que es más fácil centrar tu atención en cosas como los deberes escolares o escuchar. Puede que empieces a sentirte más tranquilo y paciente en tu vida diaria. Puede que descubras que cuando las pequeñas cosas van mal, puedes manejarlas mejor.

La vaca malhumorada medita

Mantener a los niños entretenidos con cosas sanas es difícil. Las actividades de mindfulness para niños ofrecen una excelente oportunidad para comprometerse con los más pequeños al tiempo que les ayudan a desarrollar valiosas habilidades para la vida.
Las actividades de mindfulness más eficaces para los niños pequeños son los ejercicios básicos de reconocimiento sensorial: oler, saborear, tocar, oír, ver. El objetivo es desarrollar una mentalidad curiosa, la base de la atención plena y la mediación.
Por ejemplo, «lavar la espalda de Jake». Intenta que tu hijo repita lo que dices. Utiliza objetos del baño, como el jabón, la esponja, el paño para la cara o los juguetes, para animar a tu hijo a verbalizar cosas que de otro modo se quedarían en el subconsciente. Por ejemplo, «el jabón es viscoso, o la esponja es suave».
La hora de la comida es otra oportunidad para la actividad de mindfulness de un niño pequeño. Hable con ellos sobre la comida. Enseñe a su hijo a describir el sabor, la textura y quizás el aroma de lo que está comiendo. De nuevo, el objetivo es hacer conscientes los pensamientos y acciones inconscientes.
Contar los latidos del corazón es una forma fantástica de ralentizar las cosas y hacer que tu hijo entre en un estado de calma, y una gran introducción a la meditación. Esta actividad de mindfulness para niños es especialmente eficaz por la noche, antes de acostarse.

Meditación pacífica del cerdito

El mundo es un lugar cada vez más ajetreado, incluso para los niños más pequeños, y a menudo puede parecer abrumador. La capacidad de alejarse de este ajetreo y crear espacios de calma y reflexión en nuestras vidas es beneficiosa para nuestra salud mental. Hay muchas investigaciones que respaldan un plan de estudios de mindfulness para niños mayores, pero también hay cada vez más pruebas que apoyan enfoques adecuados a la edad en la etapa preescolar.
La atención plena consiste en centrarse en el presente y ser consciente de lo que ocurre tanto en el interior como en el exterior, sin juzgar. Se trata de notar las sensaciones físicas y las respuestas emocionales, así como la conexión con otras personas y con el entorno.
Lo más importante a la hora de practicar la atención plena con los niños en edad preescolar es que debe hacerse de forma adecuada a su edad. Hay muchas actividades de mindfulness para niños en Internet, pero hay que tener en cuenta que es posible que haya que adaptarlas para que se adapten a los niños más pequeños (en la sección siguiente encontrarás algunas sugerencias de actividades adecuadas).